Blogger Backgrounds
9 abr. 2010

DE ERRORES SE APRENDE...A COMETERLOS




Dicen que de errores se aprende, y tienen toda la razon. Yo creo que con la edad que tengo y el cada vez menor numero de neuronas en condiciones (las pocas que tengo estan alcoholizadas me parece a mi, adictas al Barbadillo) pues que he cometido gracias a ello cantidad de errores.
Creo que he cometido tantos que he aprendido perfectamente a cometerlos sin sonrojarme. De hecho, hasta los pongo en el blog.
Uno piensa que con la edad, la experiencia, la madurez, vamos que te vuelves mas formal y preparado apra afrontar la vida y no cometes los errores propios de un principiante. Vale, tambien crees que al cumplir años ya no se te iran los ojos de las cuencas detras de unas buenas piernas o una chica en bikini. Y en parte es cierto, pues no se van a por una buenas piernas o una chica, se van a por todas.
Pero esa es otra historia. Cuando has sufrido una lesion, lo normal es que busques en tu cerebro en que momento se produjo. Fue un accidente o fue un gesto repetido que te llevo a sufrirla. Quiza fue material defectuoso (y no hablo de mis huesos) o la zona de entreno o el no descansar suficiente o haber forzado demasiado,etc.
El caso es que acabas, mas tarde o mas temprano, dandote cuenta de donde estaba el error y haces lo posible por corregirlo y evitar esa situacion.
Al estar proximo a cumplir treinta y veinte años, ya he tenido tiempo de paredecer todas y cada una de las lesiones tipicas en el corredor, unas por desconocimiento y otras por imprudencia temeraria. (tipica del corredor popular adicto a la cruzcampo y al chiringuito de playa)
Esta experiencia pensaba que me vendria bien para no volver a cometer los errores del principio y no volver a tropezar con la misma piedra.
Pero es que la dichosa piedrecita de las narices sigue ahi y yo sigo dandome de bruces con ella una y otra vez. Si me pilla en mis años mozos me la fumo.
Bueno, esto viene todo a cuento de que padezco un dolor que pense que era lumbalgia y que vengo arrastrando desde el campeonato andaluz alla pro febrero donde corri inflado de antiinflamatorios para disimular el dolor.



Resulta que el dolor es en la insercion sacroiliaca y no tiene nada que ver con el dolor de riñones que creia tener. Tal vez por eso los estiramientos para la zona lumbar no me hacian efecto, jeje.
La experiencia me decia que debia ir al Osteo y descansar para recuperarme. Pero la experiencia se fue de marcha con mis neuronas y acabaron haciendo eco en mi cerebro.
Primero pense que no tenia en ese momento suficiente pasta para el Fisio ni el Osteo, ni siquiera para unas zapas nuevas. Luego que venian mas competiciones y no queria perder la forma. Tambien notaba que podia soportar el dolor mas o menos.
Ultimamente empece a preocuparme al tener que dejar de correr por dolor alguna que otra vez y regresar a casa medio cojo.
Pero, en cuanto pasaba un poco el dolor volvia a la carga. Finalmente anteayer,despues de una sesion de fisio donde solo descanse un dia, volvi a la pista a preparar el control de este sabado. Y desoyendo al fisio, me puse con los niños dispuesto a hacer progresivos y tecnica.
Pues bien, en el segundo progresivo, el santisimo sacro y el iliaco y su hermana menor dijeron basta. El dolor era muy grande y me impedia dar la zancada necesaria y menos sprintar. Se quedo conmigo toda la noche y me siguio acompañando todo el dia.
Por este motivo, es ahora cuando decido descansar y no acudir al control y parar unos dias mientras realizo los ejercicios encomendados por el Fisio para fortalecer la zona.
Me da coraje porque es el II control que me pierdo y quedan solo dos antes del campeonato andaluz en junio. Por otro lado, tengo la certeza de que si no paro, no voy a ir ni en junio ni en julio.
Tendre que hacer un pacto con mis maltrechas neuronas y tratar de cumplirlo esta vez.
En esto del correr, por que sera que es mas duro parar que seguir corriendo.