Blogger Backgrounds
17 ago. 2007

اشهد أَنَّ لا إله إلا ألله وأَن محمدا رسول الله


Tal como vino se fue, rápido, sin hacer casi ruido. Ayer estaba paseando por la Alambra y teniendo a Sierra Nevada de fondo y hoy vuelvo al mar. Lo cual no es nada malo pues no me imagino viviendo alejado del mar, me asfixiaría.
Que rápido pasan las vacaciones y que tardan en llegar. No es justo, aquel que invento el tiempo debería haber inventado algo para acelerarlo o ralentizarlo según conveniencia. Debería tener el reloj un botón de “Pause” para decidir estar en un lugar donde no transcurriera el tiempo, por supuesto hasta que tu decidieras.
Para mi, la Alambra, tiene ese botoncito y hace que todo se detenga a mi alrededor y me convierta en dueño del tiempo y aliado del paisaje. Un dueño del tiempo al que se le olvido cargar la batería de la cámara de fotos y se dejó en casa el cargador jojo, pero que burro que soy.
Puede que haya sido mejor asi, de otro modo me hubiera llevado el día entero fotografiando y no hubiera disfrutado como es debido de mi segunda tierra. Yo vivi 2 años en Granada de pequeño y casi cada año vuelvo a pasar unos dias por sus calles. Mi calle se llamaba Buensuceso, buen presagio.
Por otro lado, mi sangre Arabe fluye a borbotones cuando paseo por sus estrechas calles y sus teterías mientras paseo por el zoco y compro algún recuerdo.
Fueron ocho siglos de Al-Andalus, asi que se debe mezclar la sangre Irlandesa con la Arabe, es decir, la Guinness con el Té y así de revuelto acabo yo jeje.


Con mi hermanito en la puerta del Gambrinus
Vuelta a la cruda realidad y con unos kilos de mas pues aunque juré no beber, teníamos una cervecería Gambrinus justo debajo del hotel y casi 40ºC de temperatura.

Desperado, ummmmmmm!!!
Mi primera cerveza fue Desperado y de ahí hasta la marcha del ultimo dia, Cruzcampo en honor a Plum. Lo malo es que con cada cerveza que te pides, te ponen una tapa inmensa de arroz, carne, pescado, etc. Vamos, aun nos deben tapas a mi querido hermano y a mi por alli.
Aproveche tambien para salir a rodar varios dias junto al rio Darro siguiendo su curso hasta un camino a las afueras donde habian bastantes corredores. Con esto cada mañana mitigaba mi sentimiento de culpa por la ingesta desmedida de alcohol del resto del día.
En fin, vamos a darnos un baño de realidad y volver a los entrenos. Esto quiere decir a correr viendo los atardeceres sobre el mar o el correr cada mañana por la orilla respirando el olor a sal y llenandome de la luz de mi tierra. Lo cual no es ninguna tonteria.
Salaam aleikum

<