Blogger Backgrounds
23 may. 2009

PETADA - PAJARA - DESASTRE

Ayer viernes volvi a competir después de la pubalgia que venia arrastrando desde Febrero y que me ha tenido en dique seco unos meses.
La competición era a las 21,30 horas en la pista de atletismo de Chiclana. Una hora bastante atipica para mi.
Yo tenia miedo al viento, pues en ese lugar sopla de continuo y bastante fuerte y molesto. Debo reconocer, que aunque hacia viento, no era tan fuerte como las demas veces que he estado alli.
Puestos a buscar excusas, lo que hacia era un frio que pelaba.
Llegaba muy confiado y tranquilo pensando que solo iba a disputar el 400. O sea, un minuto y listo para casita.
De hecho, tenia la certeza que iba a hacer menos de un minuto en carrera.
Bueno después de calentar (es un decir) estire un poco y me dirigí a la linea de salida a ver las ultimas carreras y ponerme los clavos.
Tuve suerte en la distribución de las calles, me toco la 2 por la cual he entrenado bastante. Ademas para tener mas a mi favor, competia otro viejo de mi categoria que tenia iguales tiempos que yo y que deseaba por fin bajar del minuto.
Pues con esta buena referencia me decidi a tomar la salida.
Sali perfecto, de hecho, la calle uno no me paso hasta mas alla de los 100 metros. Luego me paso como un mercancias, incluso con el mismo ruido. Fue curioso pues oia las pisadas a mi espalda: “Toc-toc, toc-toc” siempre la misma cadencia lenta, mientras yo iba “Tacatác, tacatác”. Al pasarme intente imitar su pisada lenta pero progresiva, pero que va.
A todo esto, ya habia alcanzado al otro viejo por la calle 5 llegando al 200, pero no se por que comence a aflojar a relajarme. Pense que en la curva del 300 lo dejaba tirao y ya me iba solo para meta.
Un cuerno! Me vine abajo estrepitosamente en la recta de meta, parecia que corria por la luna, no avanzaba y me quedaba solo atrás.


Mi mente estaba perfecta y me decia: “Dalo todo, aumenta la zancada, ahora o nunca capullo.”
Pero me era imposible controlar las piernas, me dio una pajara tremenda. Mas que pajara, diria yo que Pajaro. Pajaro Bobo, pues esa es la cara que se me quedo al entrar en meta con 1:02, el peor tiempo del año.


No me he sentido peor jamas, jamas. Se me vino a la cabeza abandonar todo, dejarlo todo, dedicarme a beber cruzcampo y ver futbol en el sofa. O aprender a jugar al ajedrez o a unas malas al parchis.
El entrenador del club me animaba y decia: No esta mal, después del paron tan largo que has tenido, estas en tus tiempos otra vez.
Pero el no entiende las expectativas que yo sentia, mis sensaciones, la impotencia. Joderrr.
Por lo menos, el compañero consiguió bajar del minuto.
Bueno, el dia 30 es la final provincial. No creo que mejore ya de aquí a una semana, solo queda esperar que fuera una mala tarde asociada a la dieta la cual me han dicho mil veces que no es buena idea ahora.
En fin, excusas mil para un FRACASO TOTAL.