Blogger Backgrounds
2 nov. 2009

MURALLAS DE SAN CARLOS

Ayer domingo se celebro la carrera popular Murallas de San Carlos (Cadiz), sobre un recorrido de 8.600 mts. Estos metros para alguien que hace 10 kms a la semana eran lo mismo que una Maraton para mi, pero tenia varios motivos motivantes por los que acudir.







El primero es que para una carrera que se hace en Cadiz, como para no ir. El segundo es que se hace la foto oficial del club con todos los compañeros aprovechando la cita carretil. El siguiente es el reencuentro con los compañeros y el ambiente popular festivo y para remate, podia aprovechar el dia ya que me tocaba rodaje largo por la playa, pues lo hacia por el Centro y ademas acompañado.




                                           CON EMILIO Y ANTONIO
Hasta ahí, todo muy bien. Luego vino la carrerita de las narices y la cruda realidad.

Como estaba sin presion pues solo iba a la carrera para pasar el dia, pues el dia anterior me permiti el lujo de pegarme un almuerzo a base de Carne en salsa regada con una botella de Antonio Barbadillo vino de la tierra de Cadiz y por la noche al cine a ver la pelicula de Amenabar, Agora con un paquete de palomitas que tuvimos que pedir ayuda para llevarlo hasta la butaca y un cubo de cocacola que duro hasta que acabo la pelicula que era mas bien larguita asi que la propulsión a gases estaba asegurada para la carrera.


                                          TRATA DE AGUANTARLO, NO APRIETES
Agora se yo lo que es el sufrimiento. Que calor madre mia de mi vida, no era humedad lo que hacia en carrera, era relente. Ademas era un circuito que habia que hacer 2 veces con rectas largas muy largas.

De momento sali mucho mas rapido de lo que hubiera sido un entreno. Luego me equivoque de cancion en el Mp3 y estuve toda la carrera escuchando las mismas canciones de los 80, y no tenia cojones de dar con la teclita para cambiarlas.




Las mas pequeñas cuestecitas se me hacian imposibles, me pesaban los años los kilos y hasta el mp3. Iba tan inclinado subiendo cuestas que tengo una rozadura en la frente del asfalto.

En fin, a mitad de carrera cuando me cruce con los primeros y vi la carita de Antonio Lagares que solo pudo saludarme con un movimiento de ojos jeje. Pense, estos si que van sufriendo picha, dejate de mariconadas y disfruta del paseo. Asi que me deje llevar por el ritmo trepidante de ABBA y como una Dancing Queen o mejor como un Travolta gaditano fui dejandome llevar por la marea de corredores y relajandome entre las olas coloridas de las equitaciones multicoloridas.

Al final, me parecia que al llegar a meta me habia caido de las Murallas y hasta el san carlos me habia caido encima.

Es lo que tiene la velocidad, que te alteras y luego te jartas de tocino pues acabas confundido.

Ya me vengare en la pista lo juro por los clavos de mis zapas.


                    Esto es lo que pasa por andar escuchando ABBA, acabas postureando