Blogger Backgrounds
14 oct. 2008

MILLA NOCTURNA CIUDAD DE JEREZ


Entrada a pista y sprint final

La Milla Nocturna Ciudad de Jerez pone fin al Circuito de 5 Millas de Jerez. Hasta el año pasado solían ser solo 4 habiéndose incorporado este año la de Guadalcacín. Yo llevaba 2 años ya queriendo participar, pero por la época del año en la que se celebra, solo me daba tiempo a participar en Estella del Marques y en la de San Gines ya que justo ahí acababa pillando la Gripe un año si y otro también.
De todos modos, las veces que fui, lo mejor que conseguí fue un 4 puesto ya que la Milla no era una de mis especialidades precisamente.
Este año mi entrenador Antonio no quería que hiciera las Millas ya que nos debíamos centrar en el entreno de Pista. Pero al estar aun al comienzo del mismo pensó que igual me venia bien el ritmo de competición, pero con cuidado de no lesionarme y dando igual el resultado ya que no me jugaba nada.
Para mi lo mejor ha sido que una tras otra, he ido aprendiendo a correr la distancia. Hasta tal punto que si corro 2 o 3 más les disputo la cabeza de la prueba sin dudarlo. De hecho fui 7º de la general de veteranos en esta última carrera a 15 sg del primero.
Me ha servido para dosificar las energías de la carrera y para correr en progresión. Para marcar ritmos y para hacer táctica de carrera. Por fin he comprendido lo que siempre me decía Antonio de que debo aprender a correr, a competir a seguir a una referencia que me haga la carrera. Y yo no lo entendía hasta ahora que lo he vivido. Llevando a alguien de referencia te controlas y vas a remolque sin fijarte que incluso vas el doble de rápido de lo que irías solo. Incluso tuve que frenar mi ímpetu por adelantar en ocasiones, pero fui aprendiendo a regular y a saber cuando hay que atacar. Aunque sea una carrera tan corta, me dio tiempo perfectamente a Pensar.
Esta carrera sale de las pistas de atletismo del Estadio Chapín. Dábamos algo mas de una vuelta a la misma antes de salir (600 m) esto me daba mucha moral pues la pista es lo mío, es mi casa y me siento muy cómodo.
Luego salíamos a la calle hasta pasar una rotonda y volvíamos para hacer algo mas de 300 metros por la pista hasta llegar a Meta.
Esta vez decidí dar un paso mas y elegir como liebre al ganador de varias ediciones. Según las clasificaciones, vi que le estaba recortando tiempo y que no andaba tan lejos de él. Además, puestos a ir en Bus, esta vez iba a tomar un taxi. No tenía nada que perder por intentar seguirle. Tenía muy claro que si lograba mantenerme a unos metros de el, luego le intentaría adelantar al final de la pista.
En la salida me coloque a su espalda, mi antigua liebre y compañero de equipo de mi referencia, me miraba y se extrañaba que no me colocara tras el como siempre. El caso es que se dio la salida y me encontré de repente encerrado por la calle uno viendo como se alejaba mi referencia. Guardé la calma y vi justo delante de mi a mi antigua liebre por lo que me volví a pegar a él mientras avanzábamos posiciones. Salimos a la calle y comenzó a acelerar el ritmo muy fuerte y yo decidí que también lo haría. A este ritmo sin darse cuenta me acercó hasta su compañero de equipo que era la referencia que yo buscaba justo a mitad de la prueba y justo en la zona donde estaba mi familia gritando como locos y animándome. Jeje, escuche a mi hija gritar: “Vamos Irish”.
Cuando volvíamos de vuelta al estadio, tenía mi objetivo a unos 5 metros delante mía, pero decidí no dejarme ver y guardar fuerzas para la pista final.
Al entrar al estadio (como se ve en las fotos de arriba del collage) me llevaba algo mas de 10 metros y la gente de su pueblo lo jaleaba dándole como ganador.
Yo aguante poco mas de 100 m. entonces vi a toda la family en la grada saltando (mi hijo que acababa de llegar de Barcelona y mi niña de Sevilla), al presi de mi club y al speaker colega mió por lo que comencé a esprintar en los ultimos 100 metros y logre pasarlo sin esfuerzo ninguno justo antes de llegar a meta.
Por un momento llegué a sentirme mal por haberlo pasado al final, pero luego pensé, Que coño! Si estoy disputando la primera plaza de mi categoría no es momento de ceder el paso a nadie.
Lo gracioso es que mi antigua liebre le estaba haciendo las veces de liebre a su compañero de club, iba incluso tan sobrao que entro saludando en meta y al parar se giró para dar la mano a su compañero y se topó conmigo. Se le quedo una cara para enmarcar, pero en fin, son las cosas de las carreras.



Al final vuelvo a ganar por tercera vez mi categoría, por lo que ya no es casualidad y menos por la tremenda calidad de mi contrincante.

Le he pillado el gusto a esto de las millas. Pero ahora viene mi entrenamiento de verdad, el auténtico para la pista y para conseguir mínima para el Campeonato de España.

Lo mejor fue que estaban presentes todos a los que quiero y compartieron conmigo ese momento.

Mi hermano(el Heavy), su mujer(hermana de mi mujer tambien)mi Niño, mi Wife, Me, mi Niña y su Novio(tambien family ya)